Blog posts

Confiar en la Palabra de Dios

Confiar en la Palabra de Dios

Noticias, Palabras que Edifican, Palavras que edificam

En este texto vamos a abordar la importancia de confiar en la Palabra de Dios. Para nuestra ayuda, vamos a tomar la siguiente situación: Usted está en un avión a una altura aproximada a los 4.000 metros. La puerta se abre delante suyo y alcanza a ver solamente los cielos y escucha el ruido del motor. En ese momento, se prepara para hacer su primer salto en paracaídas. Usted ya pasó por la escuela de salto, hizo todas las clases, simulaciones, ha memorizado todas las instrucciones y aprendió bien cómo funciona el paracaídas. En ese momento, viene la pregunta más importante: ¿Usted confía en su paracaídas?

En el aspecto espiritual, esto es lo que diferencia a una persona que confía, de las muchas que estudiaron la Biblia, pero solo quedaron en el conocimiento teórico de la letra. Su nivel de confianza aumenta, cuando crece su capacidad de confiar en lo que la Biblia dice. Su confianza en la Palabra de Dios, nunca crecerá, hasta que decida dar un paso de fe.  Los que leen la Palabra de Dios, no pueden quedar solamente en el conocimiento, en la teoría, necesitan dar un paso de fe, aprender a caminar en ella, y «saltar» confiando que la Palabra tiene poder de sustentarte. Así, como el paracaidista salta confiado en que su paracaídas funcionará, los que leen la Palabra de Dios, confían en que Ella es poderosa para transformar vidas.

El libro de Juan 1:1, nos dice que la Palabra es Dios mismo: «…y el Verbo era Dios». Cuando confiamos en la Biblia, en la Palabra que está en ella, estamos confiando en Dios, en que Él es poderoso para hacer mucho más de lo que pedimos o pensamos. ¿Cuál ha sido si reacción cuando surge una situación o una prueba en su vida? ¿Confía en la Palabra de Dios o en su fuerza natural? Si sabemos lo que dice la Biblia, y decidimos confiar en ella, creyendo que la Palabra es el mismo Dios como la verdad, vamos a enfrentar todas estas situaciones con confianza.

Debemos aprender a esperar, a confiar y a tener esperanza en la Palabra. Cuando en la Biblia aparece el verbo «esperar» y la palabra «esperanza», nunca se refieren a una ilusión o a falsas expectativas. En la Biblia, la esperanza es un asunto que está directamente ligado a la confianza. esta palabra: esperanza, expresa la confianza en un evento que ocurrirá en el futuro, y que, ciertamente será cumplido. En el Nuevo Testamento, nuestra esperanza está en Cristo Jesús, nuestro salvador. Pablo dice en Colosenses: «Cristo en vosotros, la esperanza de gloria» (Col 1:27). Más adelante, Pablo recordó a Tito que se encontrarían: «Aguardando la esperanza bienaventurada y la manifestación gloriosa de nuestro gran Dios y salvador Jesucristo» (Tit 2:13).

Nuestra esperanza y confianza están en la Palabra de Dios. Dios es la Palabra viva que se manifiesta en cada uno de Sus hijos, los creyentes, por medio de la Biblia. Nuestra confianza está arraigada en la Palabra de Dios, cuando colocamos nuestro corazón en la Palabra, tenemos confianza en Ella. Y si deseamos conocer a Dios, saber Su voluntad y lo que está en Su corazón, necesitamos leer Su palabra. ¡Solamente por la Biblia, tenemos la posibilidad de conocer a Aquel que es nuestra esperanza y nos da la confianza para vencer a cada día!

¡Amén!

Leave a Comment